Ep11. Experiencias digitales y redes sociales

La diferencia entre una buena experiencia y una experiencia genial es un simple detalle, aparentemente sencillo, pero también sutil. ¿Somos realmente conscientes de la satisfacción que nos da algo que funciona bien? ¿O de cómo y por qué algo nos engancha? En este capítulo de Bola de Cristal hablamos con Luis Villa sobre los productos y servicios digitales que más usamos.

Estamos ante un episodio curioso, complejo… poco tangible pero muy experiencial y cercano en nuestro día a día. Vamos a hablar sobre diseño, diseño de experiencias, de productos e incluso de nuestros puestos de trabajo. De cómo las empresas utilizan el diseño para hacer servir a sus modelos de negocio.

Algunas datos y tendencias que pensamos que merece la pena comentar para resaltar la importancia del diseño y las experiencias en nuestras vidas. Porque tal vez, y aunque parezca mentira, estamos viviendo en la era donde el diseño es más importante.

Desde que la figura de Steve Jobs se iconizó y se hizo popular su aproximación a los productos y servicios con la persona en el centro, ayudado por consultores como IDEO o agencias que trabajaron o trabajan para Apple, y que conceptualmente lo que hicieron fue, pensar en el usuario y evitar trasladar la complejidad ingenieril al uso diario, que aún hoy, vemos cómo algunas compañías caen en esa trampa. Nunca hubo tantos programas de aprendizaje o códigos de buenas prácticas o comunidades de experiencia de usuario como ahora. Y nunca fue tan fácil como en estos momentos capturar datos objetivos de la experiencia y las preferencias declaradas o no, de los clientes.

Pero esto tiene una cara oscura, nunca fue tan fácil construir productos y servicios que enganchen y que nos conviertan casi en sus esclavos mediante el uso de los datos. Y nunca nuestro verdadero ser estuvo tan expuesto. Tenemos modelos de negocio basados exclusivamente en nuestros datos, en como somos, quienes somos, que hacemos y que nos gusta o no. Además de lo anterior, la servificación de los productos, que cada vez tienen con más facilidad una extensión digital a la física, solo hace reforzar esta tendencia.

Ante esta realidad, no solo personas o asociaciones se revelan contra estos modelos, sino que también algunas compañías han optado por la privacidad; por estar, tal vez, en el lado bueno de la historia. Un ejemplo de ello es Apple y su política de control explícito de captura y rastreo de actividad que incorpora en su iOS 14 desde septiembre de 2020.

Enlaces de interés

https://medium.com/@NickSherrard/4-principles-for-a-new-era-of-strategy-and-design-468d4808142c

https://medium.com/@KellerOfCapsule/brand-research-strategy-and-design-7014b5f44903

https://medium.com/@danielnilsson77/how-to-bridge-the-distance-between-business-strategy-and-design-ce26470ee0ae

https://medium.com/@inkbotdesign/the-importance-of-design-in-business-success-branding-advice-tips-876647ddd66c

https://uxdesign.cc/an-ensemble-approach-to-strategy-and-design-models-6e27b235011f