Ep15. El futuro del silencio

Escaso y escurridizo; difícil de encontrar y fácil de olvidar. Anhelado por muchos, odiado por otros, a la vez sanador y agobiante, no abunda demasiado en nuestra sociedad. Hoy, en Bola de Cristal, hablamos con Blanca Ledesma del futuro del silencio, un producto de lujo que no va a dejar de crecer en los próximos años.

Erling Kagge es un profesional y explorador noruego que pasó en 1993 más de 50 días en solitario andando por la Antártida para ser la primera persona que llegó sin apoyo externo al Polo Sur. Afirma en sus múltiples charlas que hoy el silencio es un producto de lujo. Y no es para menos, vivimos en una constante de ajetreo y bullicio. El ruido nos rodea y es un compañero de vida que nunca nos abandona.

De hecho, en 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluía que unos 340 millones de habitantes de Europa occidental perdían años de vida saludable cada año debido al ruido. Y la OMS añade otro dato. El 40% de la población europea está expuesta a niveles de ruido superiores a los 55dB por la noche. Son cotas que alteran el sueño, la concentración y la productividad, aumentan la presión arterial y la incidencia de enfermedades del corazón. El nivel de ruido ha alcanzado niveles tan altos que el silencio a veces puede parecernos extraño.

Vale, estamos rodeados de ruido pero… ¿por qué es importante el silencio?

El silencio es… digamos, nuestro medio natural ¿no? Es como cuando estás en medio de un bosque. El silencio nos ayuda a reducir el cortisol, y por tanto el estrés, que a su vez nos permite ser más creativos y formar mejores conexiones en el cerebro para formar recuerdos y generar ideas creativas. Al mismo tiempo, nos permite dormir mejor y eso mejora tanto el desarrollo de enfermedades cardiacas como del propio cerebro. Hace unas semanas se publicaba como dormir bien previene del desarrollo del Alzheimer en edades avanzadas.

Pero pese a todo… nos da miedo el silencio.

Y el problema es que ahora mismo, el silencio es una decisión consciente que cada uno de nosotros tiene que tomar. Ya sea como base a la medicación, o de estar un rato leyendo…

Fijémonos que las grandes mentes de nuestro pasado cercano, Newton el último babilónico, Maxwell, Einstein. Trabajaron en equipo con otros, pero también pasaron incontables horas solos, reflexionando. Ya fuera porque se encontraban en medio de una pandemia o porque la física era un hobby que realizaban cuando terminaba su jornada laboral. Había un momento en el que se encontraban con ellos mismos y en su soledad, en su silencio, desarrollaban sus pensamientos.

El silencio… de algún modo, es lo que da ritmo y significado al resto de acciones de nuestra vida.

Enlaces de interés

https://medium.com/personal-growth/the-remarkable-science-of-silence-how-solitude-enriches-creative-work-be0eb19b15d0

https://medium.com/swlh/how-to-find-silence-in-an-increasingly-noisy-world-1ab89305aa29

https://medium.com/liberationist-thoughts/why-silence-is-the-think-tank-of-the-soul-9a79049824ca